Tengo una estrella. Un bebé estrella.

Que nació y murió dentro de mí.

Al que no pude acunar y que se fue antes de poder tocarlo.

Nos conocimos en el hospital, en una visita a mi ginecólogo. Le miré y me enamoré. Le miré y sentí que toda mi vida cobraba sentido en ese instante.

Un instante que duró 9 meses…

Se llamaba Uriel y su corazón dejó de latir en la semana 39 de gestación, llevándose parte del mío.

Uriel, mi bebé luchado.

Uriel, el sueño de mi vida.

Tardó en llegar y llegó sano, guerrero como su mamá, fuerte. Un embrión que se aferró a la vida a la primera y dejó a los médicos sin argumentos para las estadísticas a partir de los 40.

Pero se fue. Sin razones que justifiquen esta ausencia. Sin nada a lo que aferrarme para disculpar a la mala suerte. Se fue y convivo con la certeza de que nadie sabe qué pasó. Sólo que no está conmigo y que no imaginaba que tendría que aprender a caminar de nuevo.

Su muerte derrumbó mis cimientos. Fue un golpe inesperado. Su existencia me anclaba al mundo. Perdí todas mis herramientas personales y me volví pequeña e indefensa.

Si estuviese aquí todo sería distinto. Si estuviese aquí solo importaría lo importante.

Ahora Uriel vive en el arcoiris de los bebés y yo fantaseo con la idea de que desde allí puede verme, y eso me ha ayudado a levantarme este tiempo.

Y su luz es tan poderosa que hace que podamos hablar de él y recordarle con una sonrisa. Solo estuvimos juntos 9 meses, pero el amor es para toda la vida.

He llegado hasta aquí gracias a mi hijo. Aunque me gusta escribir, antes no me había planteado crear un blog. Sin embargo, ahora tengo cosas que contar. Por mí, por él, por la vida que no pudimos compartir. Por todas las mamás y papás que han vivido una experiencia como la mía. Duele, pero empieza a doler desde el amor. Un sentimiento infinito y eterno.

Porque, aunque después de una pérdida así todo se tambalea, el mundo sigue girando.

Y yo ahora…

…tengo una estrella.

117 Comentarios

  • Karina Gazmuri

    Hola les cuento no se si mi bebé será estrella o no pero ayer 6 de febrero del 2019 justo en el dia q mi madre está de cumpleaños en mi segunda eco me dicen q con 9 semanas de embarazo perdi al bebé yo se q el tiempo es corto pero el dolor igual es grande porque a pesar de tener dos hermosas niñas igual teniamos la ilusión de éste bebé todavía tengo q esperar a eliminar el saquito.
    Mucha fuerza a todas esas mamitas q han perdido a su bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *