Tengo una estrella. Un bebé estrella.

Que nació y murió dentro de mí.

Al que no pude acunar y que se fue antes de poder tocarlo.

Nos conocimos en el hospital, en una visita a mi ginecólogo. Le miré y me enamoré. Le miré y sentí que toda mi vida cobraba sentido en ese instante.

Un instante que duró 9 meses…

Se llamaba Uriel y su corazón dejó de latir en la semana 39 de gestación, llevándose parte del mío.

Uriel, mi bebé luchado.

Uriel, el sueño de mi vida.

Tardó en llegar y llegó sano, guerrero como su mamá, fuerte. Un embrión que se aferró a la vida a la primera y dejó a los médicos sin argumentos para las estadísticas a partir de los 40.

Pero se fue. Sin razones que justifiquen esta ausencia. Sin nada a lo que aferrarme para disculpar a la mala suerte. Se fue y convivo con la certeza de que nadie sabe qué pasó. Sólo que no está conmigo y que no imaginaba que tendría que aprender a caminar de nuevo.

Su muerte derrumbó mis cimientos. Fue un golpe inesperado. Su existencia me anclaba al mundo. Perdí todas mis herramientas personales y me volví pequeña e indefensa.

Si estuviese aquí todo sería distinto. Si estuviese aquí solo importaría lo importante.

Ahora Uriel vive en el arcoiris de los bebés y yo fantaseo con la idea de que desde allí puede verme, y eso me ha ayudado a levantarme este tiempo.

Y su luz es tan poderosa que hace que podamos hablar de él y recordarle con una sonrisa. Solo estuvimos juntos 9 meses, pero el amor es para toda la vida.

He llegado hasta aquí gracias a mi hijo. Aunque me gusta escribir, antes no me había planteado crear un blog. Sin embargo, ahora tengo cosas que contar. Por mí, por él, por la vida que no pudimos compartir. Por todas las mamás y papás que han vivido una experiencia como la mía. Duele, pero empieza a doler desde el amor. Un sentimiento infinito y eterno.

Porque, aunque después de una pérdida así todo se tambalea, el mundo sigue girando.

Y yo ahora…

…tengo una estrella.

145 Comentarios

  • Roberto

    Cada vez que leo historias como la vuestra de me eriza el pelo. Vivimos en una sociedad en la que una RAE no tiene palabras para definir lo sucedido y tenéis que caminar solas sin el respaldo de la sociedad. Soy padre de 2 niños y me siento muy afortunado.
    Llevo varios meses tratando de dar cuerpo a una historia que transmita parte de vuestra problemática, un guión de un cortometraje que plasme parte de las experiencias vividas para que todo el mundo se lo cuestione. Y todas las vivencias y consejos me llenan de energía para dar un poco de notoriedad a vuestro problema. Me gustaría hablar personalmente con alguien que haya pasado por esto, para tratar de comprender mejor, para tratar de acercarme un poco a esa pérdida que por suerte no me ha tocado vivir.
    Ojalá los pocos minutos que dure el corto.. . Os sean de gran utilidad y para las próximas generaciones.

    • Virginia del Río

      Hola, Roberto. Esta sociedad aún tiene muchos pasos que dar para convertirse en una que acoja a las madres y los padres con título pero sin la posibilidad de poder criar. Estamos muy atrás en emociones todavía. Podemos hablar cuando lo desees. Escríbeme un privado a la página de facebook, a instagram o al mail hola@tengounaestrella.com. Hablamos con mucho gusto de lo que quieras. Un saludo y gracias.

  • Romina

    Perdí a mí niña hermosa a las 37 semanas y media tube un desplazamiento de placenta…hace dos meses recién de esto todavía cuesta creer lo q me pasó desp de 14 años volví apostar a ser mamá desp de dos varones llegaba mí princesa…llegó aunq no la pude disfrutar de la manera q quería me dejó con ganas de todo con proyectos…no se es una angustia enorme la q tengo

  • Rocio Esperanza Vega Hernández

    Yo perdi a mi bebé con 36 semanas hace casi 5 meses aún parece mentira , la vida me lo arrebató sin motivo algunos aunque los días pasan mi mente aún esta en ese instante en que me dijeron que su corazón no latía era un niño sano y tan deseado por su papá, mama pero sobre todo por su hermana de 6 años que cada noche manda un beso a esa estrella que brilla por si sola . Leer casos como el mío me ayuda a levantarme y no rendirme . Espero que algún día llegue ese bebé arcoíris . Aunque Carlos como se llama esa estrella será siempre mi segundo hijo

    • Virginia del Río

      Hola Rocío, Carlos siempre será tu hijo, por supuesto que sí. El amor por un hijo es indestructible, esté donde esté. Lleva un tiempo recolocar todas la emociones del duelo, date tu tiempo. Te mando un abrazo grande.

  • Andy

    Vivió solamente 20 minutos, pasó un año y medio para que nos divorciáramos, pasaron 5 años desde que mi hija se fue y no puedo superarlo, pero sin duda alguna ella una estrella.

    • Virginia del Río

      Hola Andrea. A menudo vivir desastres de este tipo se lleva por delante otras personas o situaciones, pero piensa que si esa persona no está en tu vida es porque no tenía que estar. Hacemos lo que podemos con el dolor que sentimos. Perder a un hijo no es comparable a nada. Únete al grupo de Mamás estrella que tenemos en facebook, sólo hay mamás, y entre nosotras nos entendemos. Te esperamos allí cuando quieras venir. Un abrazo enorme.

  • Alma

    Viví esa dolorosa experiencia en 1993, perdí a mi primer hijo en la semana 40, no había consuelo y me sentí muy sola e incomprendida, creía que era la única a la que le había pasado algo así. Ojalá hubiera existido en aquella época internet y haber podido compartir la pena y dar y recibir consuelo de otras mujeres que estaban viviendo lo mismo.
    Dos año después llegó mi niña arco iris y lo más sorprendente es que con 44 años tuve a mi segundo hijo. La vida no deja de sorprenderte.
    Os envío todo mi amor y comprensión en este duro trance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *